viernes, 7 de abril de 2017

VINOS MANCHEGOS. BODEGAS CAÑAVERAS

Catando dos vinos blancos, un chardonnay y un airén, de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real)


Si en el anterior post recorríamos parte de Europa y Nueva Zelanda, hoy nuestros pasos nos devuelven a La Mancha, a Santa Cruz de Mudela, pueblo de la provincia de Ciudad Real, donde nos encontramos con una de las bodegas más antiguas de la comarca; Bodegas Cañaveras.


chato grato - Cata de vinos de Bodegas Cañizares

Un poquito de historia

El origen de esta bodega se remonta a 1849, cuando Francisco Antonio, empezó a cultivar unas pocas vides. Pero no fue hasta 1889, cuando Juan Cañaveras fundó Bodegas Cañaveras. Más de 127 años acentúan la pasión de esta familia de viticultores, que desde hace cinco generaciones se han dedicado al cultivo de la vid, respetando siempre el entorno y el medio ambiente.

Hoy en día, la bodega está en manos de la quinta generación; liderada por mujeres, por dos hermanas empresarias, luchadoras, perfeccionistas e incorformistas, son Ana y Laura.


Sus vinos

De toda la carta de vinos que elaboran, nos vamos a centrar en dos, los cuales pude, gracias a Ana y a D. Antonio Cañaveras (padre de estas dos hermanas) conocer mejor en el I Festival Gastrocultural de Valdepeñas.

  • Laurana

Vino de la Tierra de Castilla. Elaborado con uva 100% chardonnay de cultivo ecológico.

A la vista presenta un color luminiscente de oro pastel, arrojando en nariz unas notas de fruta de hueso con toques tropicales.

En boca se muestra elegante, suave y fresco, presentando un paso limpio.

Comentar, también, que este vino contribuye a la lucha contra el cáncer, donde un porcentaje de su venta está destinado a la A.E.C.C

Chato Grato - Cata de vino blanco Laurana

  • Viña Juanele Blanco
Vino joven de la Tierra de Castilla, elaborado con uva 100% airén.

Se trata de un vino de aspecto brillante y cristalino. Expresivo en nariz, con unos aromas frutales persistentes, lo cuales recuerdan a frutas blancas y discretos matices de frutas tropicales.

En boca resulta fresco, ligero y muy armónico. Aparecen las frutas que anteriormente había observado en nariz, dejando un agradable amargor en el postgusto. 

Firmado: Ana Blanes
Comunicación y marketing Chato Grato